El auge financiero de Impact Hub, empresa en España de venezolano Miguel Ángel Capriles: de 2,8 millones a 11 millones de euros en ingresos en plena pandemia gracias a contratos y avales públicos

Comparte...

La compañía Impact Hub, bajo el control del empresario venezolano Miguel Ángel Capriles, ha experimentado un crecimiento financiero notable desde el inicio de la pandemia del coronavirus. Esta empresa, que alberga la sede fiscal y postal de TSC Transforma, la mercantil de Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, parece haber encontrado un filón de prosperidad en medio de la crisis sanitaria global.

Antes de que la pandemia azotara al mundo, los datos financieros de Impact Hub, con base en Madrid, reflejaban una realidad muy distinta. En 2019, la firma de capital venezolano cerró el ejercicio con una facturación anual de 2,8 millones de euros, pero arrastrando unas pérdidas que ascendían a 800.000 euros.

Sin embargo, el panorama cambió radicalmente en los años posteriores. Para 2022, la facturación anual se catapultó hasta los 7,2 millones de euros, mientras que las pérdidas se redujeron a la mitad, situándose en 400.000 euros. Y la buena racha no terminó ahí: en 2023, según información proporcionada por la propia empresa, los ingresos alcanzaron la asombrosa cifra de 11 millones de euros.

Este auge en la trayectoria financiera de Impact Hub coincide con la adjudicación de un jugoso contrato financiado con fondos de la Unión Europea. La Dirección General de la Fundación EOI, entidad dependiente del Ministerio de Industria y Turismo, seleccionó a una unión temporal de empresas liderada por Impact Hub para llevar a cabo un ambicioso proyecto.

El acuerdo, firmado a finales de 2022, otorgó a la UTE, compuesta por Impact Hub, Startups Inversores PFP SL (una pequeña empresa que declaró 138.440 euros en ingresos en 2021) y la Asociación mentorDay, un contrato valorado en 5.105.725,99 euros después de impuestos (6.177.928,44 euros con impuestos incluidos). El objeto del contrato: el fomento del emprendimiento femenino, bajo el título “servicio de gestión integral para la segunda edición del Programa: ‘The Break: Women Entrepreneurship & Internationalisation in Spain’, Programa de Atracción de Emprendimiento Femenino Europeo a España, mediante metodologías de formación colectivas, tutorización, resolución de retos a nivel local y actividades de integración de las destinatarias en el mercado español y en las comunidades locales”.

Begoña Gómez, Miguel Ángel Capriles López

Cabe destacar que el presupuesto total que el Gobierno español había destinado a esta iniciativa ascendía a 6.369.004,29 euros, con un plazo de ejecución de 16 meses. En este contexto, la adjudicación a Impact Hub y sus socios representa una parte significativa del pastel. La pregunta que muchos se hacen es si este repentino éxito empresarial está relacionado de alguna manera con la posición de Begoña Gómez y su vínculo con la empresa a través de TSC Transforma.

La batalla por el contrato y la sombra de la duda

La adjudicación del contrato para impulsar el emprendimiento femenino no estuvo exenta de competencia. Impact Hub, a pesar de haber facturado 3,35 millones de euros en 2021, tuvo que medirse con otros pesos pesados del sector. Entre ellos se encontraban Innova Next, empresa del consultor Carlos Barrabés, también cercano a Begoña Gómez, y la consultora Cink Venturing.

En un proceso de selección que evaluaba diferentes aspectos de las propuestas, Cink Venturing parecía partir con ventaja. Obtuvo la mejor puntuación en la oferta económica y en los criterios cuantificables automáticamente, donde rozó la perfección con 5,47 puntos sobre 5,5 posibles. Sin embargo, el destino tenía otros planes.

El factor decisivo que inclinó la balanza a favor de la UTE liderada por Impact Hub se encontraba en el apartado de “evaluación sujeto a juicios de valor”. Aquí, la propuesta de Impact Hub brilló con luz propia, obteniendo 4,45 puntos de un máximo de 4,5.

Los aspectos que catapultaron a Impact Hub a la cima fueron su “plan de difusión de la convocatoria en la UE”, su “Plan de Identificación de HCs -comunidades locales- y retos sectoriales”, su “Propuesta de contenidos y metodología de mentorización”, su “Propuesta de Generación de Comunidad Virtual de Emprendedoras” y su “Propuesta de Minimización de Impactos Ambientales en el Programa”.

Curiosamente, el año 2022 estuvo marcado por un intento de Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno en ese momento, de colocar a su marido en la Fundación EOI, según destapó el medio digital Vozpópuli. Antes de lograr que fuera contratado por Patrimonio Nacional –puesto al que renunció debido a la polémica generada–, Calviño habría puesto su punto de mira en la Escuela dependiente de Industria, dirigida por Nieves Olivera y presidida por Raül Blanco, del PSC, como secretario general de Industria.

El contrato que finalmente unió a Impact Hub y la Fundación EOI se formalizó el 25 de enero de 2023. Este acuerdo llegó en un momento en que la empresa de Capriles arrastraba pérdidas de ejercicios anteriores que rondaban los 5 millones de euros, según las cuentas del ejercicio 2022 presentadas por la SL ante el Registro Mercantil. La inyección de fondos provenientes de la Fundación EOI se convirtió en un auténtico balón de oxígeno para la compañía.

Más allá del contrato: un entramado de ayudas y conexiones

El contrato con la Fundación EOI no fue el único salvavidas lanzado a Impact Hub. La compañía también logró asegurarse un lugar en varios tramos de un acuerdo marco vigente de la misma Dirección General de la Fundación EOI. Este acuerdo, enfocado en el asesoramiento a startups, abrió las puertas a Impact Hub para colaborar con gigantes como Telefónica o PwC en un negocio que suma un presupuesto total cercano a los 3,5 millones de euros.

Además, desde el inicio de la pandemia, Impact Hub ha sido beneficiaria de diversos avales y ayudas por parte del Estado. El 1 de abril de 2020, la empresa obtuvo un aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por valor de 400.000 euros. Ese mismo mes, se le concedieron otros 312.000 euros en avales del ICO, a los que se sumarían 64.000 euros adicionales en junio. La rueda de la fortuna seguía girando a favor de Impact Hub, que en diciembre de 2020 recibió otro aval de 112.800 euros, seguido de otro de 800.000 euros en marzo de 2021.

Resulta inevitable trazar un paralelismo entre la trayectoria de Impact Hub y la de Carlos Barrabés, figura clave en el ascenso profesional de Begoña Gómez desde su etapa al frente del IE Africa Center. En la primavera de 2020, mientras Barrabés diseñaba la Cátedra de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) para Gómez, Globalia se encontraba en plena negociación de su rescate. En este contexto, el propio Barrabés concurría a un contrato de Red.es, entidad adscrita al Ministerio de Economía, por valor de 7 millones de euros, armado con cartas de recomendación firmadas por la propia esposa de Pedro Sánchez.

El grupo empresarial de Barrabés ha sido un gran receptor de fondos públicos, acumulando 18 millones de euros en adjudicaciones y 4 millones de euros en créditos ICO entre 2020 y 2023. Un dato que contrasta con la escasa relación que mantenía con el sector público antes de 2018.

El 2 de marzo de 2020, Begoña Gómez registró la marca de la Cátedra en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), ocho meses antes de que la UCM anunciara su creación y poco después la nombrara codirectora.

Volviendo a Impact Hub, la empresa también recibió subvenciones de la Comunidad de Madrid por la conversión de trabajadores temporales en indefinidos, sumando un total cercano a los 37.000 euros. Sin embargo, la ayuda económica más cuantiosa llegó en agosto de 2023 de la mano de la Fundación EOI, dependiente del Ministerio de Industria. Esta entidad otorgó a Impact Hub una subvención de 153.577 euros como parte de su programa de apoyo al ecosistema emprendedor.

La ayuda gubernamental más reciente a Impact Hub se remonta a marzo de 2024, cuando el ICO le concedió una nueva garantía de 400.000 euros en el marco de la línea de avales públicos para empresas y autónomos afectados por las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania.

Impact Hub centra su actividad en la oferta de servicios como despachos propios, espacios de coworking, alquiler de salas y membresía digital, dirigidos a “empresas, freelances, emprendedores, autónomos y fundaciones”. Un ecosistema de emprendimiento liderado por Miguel Ángel Capriles López, empresario venezolano que ha apostado por invertir en activos inmobiliarios en Madrid durante la última década.

La fortuna de Capriles López proviene en parte de la venta, hace una década, del grupo de medios de comunicación venezolano Cadena Capriles, heredado de su padre, Miguel Ángel Capriles Ayala. Su incursión en el mundo financiero lo ha llevado a codearse con empresarios de la talla de Pedro Raúl López Jácome, quien ha dirigido empresas venezolanas como Fondo de Valores Inmobiliarios, fundada por Luis Emilio Velutini y actualmente liderada por su primo Horacio Velutini.

Curiosamente, Horacio Velutini figura entre los acompañantes de Camilo Ibrahim Issa, impulsor de la aerolínea Plus Ultra, en su encuentro con Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela, en septiembre de 2018. La madeja de conexiones entre el mundo empresarial y el ámbito político español y venezolano se entrelaza con la historia de Impact Hub, una empresa que ha sabido navegar las turbulentas aguas de la pandemia y emerger con una solidez financiera sorprendente.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *